Prevención de la ANSIEDAD POR SEPARACIÓN

Los tres primeros días que pases con tu nuevo perro van a ser los que le indiquen cómo comportarse en su nueva forma de vida. Siguiendo unas pequeñas pautas, podremos evitar la aparición de esta sintomatología:

1.- Evitar la creación de un exceso de apego hacia el dueño. 2.- Asegurémosle al animal una cantidad de ejercicio diario acorde con sus necesidades físicas y temperamentales. 3.- Déjale a mano juguetes interactivos que liberen comida, “mordisquear” disminuye la ansiedad. 4.- Enséñale de forma divertida algunas órdenes básicas. 5.- Acostúmbrale a permanecer en una habitación diferente a la tuya. 6.-No le des muestras de que vas a salir o se va a quedar solo. Practica salidas cortas en los primeros días. 7.-No dejes a su alcance objetos que no quieras que rompa o se trague. 8.-No lo castigues nunca. Se está adaptando y no hace las cosas a propósito.