Prevención de la POSESIÓN POR LA COMIDA

“Dar es siempre mejor que quitar”

1.- Cuando le ofrezcas su ración diaria, hazlo en varias veces: Toma puñados de su ración y vas añadiéndolos mientras el perro está comiendo hasta terminarla. De esta manera, la cercanía de tu mano significará “más” para él, y no “menos”. 2.- Al retirar el bol, hazlo siempre en vertical. Si lo retiras en horizontal o lo empujas con el pie, puedes activar su instinto de caza, correrá a por él y utilizará su boca. 3.- Mientras está comiendo, muéstrale un pequeño premio más apetitoso que su comida. Cuando retire la cabeza del bol, felicítalo y entrégale el premio. Después, lo dejas que termine su ración. 4.- Busca su tranquilidad a la hora de comer. Si se pone muy nervioso, o engulle muy rápido, utiliza una “alfombra de olfato” a modo de bol.